¡Receta de Pollo a la Parmesana!

Categoría de la receta:
Comparte esta receta utilizando:
Uso del aceite:

Comenzamos la semana con una sabrosa receta de Pollo a la Parmesana. Un plato ideal para el almuerzo o la cena de toda la familia. ¿Quieres saber cuál es nuestro secreto para que las pechugas empanadas queden tan crujientes? Freírlas durante un par de minutos antes de meterlas al horno. Sírvelas acompañadas de espaguetis o un poco de ensalada, ¡lo que prefieras! Nosotros, como buenos pasta lovers, hemos elegido los espaguetis para acompañar nuestro delicioso pollo a la parmesana.

Ingredientes

Ocultar productos

Calculadora de raciones

¿Cuántas raciones deseas cocinar?

- +
4
pechugas de pollo
1cdta
sal
2
huevos ecológicos
1cdta
pimienta negra
1taza
pan rallado
0.5taza
queso parmesano rallado
1taza
Aceite de Oliva Light FlavorAceite de Oliva Light Flavor

Ver producto

0.5taza
salsa de tomate
0.25taza
mozzarella fresca cortada en cubos pequeños
0.25taza
queso provolone rallado
0.25taza
albahaca fresca picada
1cucharada
Aceite de Oliva Virgen Extra ÚnicoAceite de Oliva Virgen Extra Único

Ver producto

0.25taza
quso parmesano rallado
1.5taza
espaguetis

Instrucciones

Vista Cocina
1
Precalienta el horno a 230 grados. Coloca las pechugas de pollo dentro de una bolsa hermética de plástico y extiéndela sobre una tabla de madera. Golpea firmemente el pollo por el lado liso del mazo de carne hasta que la pechuga tenga un grosor de media pulgada. A continuación, sazonamos bien el pollo con sal y pimienta.
2
Bate los huevos y resérvalos. A su vez, mezcla el pan rallado con la media taza de queso parmesano rallado y resérvalo también.
3
Tamiza la harina y espolvoréala sobre las pechugas de pollo. Es importante cubrirla bien por ambos lados. A continuación, sumerge las pechugas en los huevos batidos y, por último, llévalas al recipiente donde está el pan rallado junto con el queso parmesano. Recuerda que toda la pechuga debe quedar bien cubierta por ambos lados.
4
Caliente el aceite de oliva suave en una sartén grande a fuego medio-alto. A continuación, cocina las pechugas de pollo hasta que estén doradas. Normalmente, unos 2 minutos por cada lado. El pollo terminará de cocinarse en el horno.
5
Ahora, coloca el pollo en una fuente para horno y cubre cada pechuga con 1/3 de taza de salsa de tomate aproximadamente. Encima del tomate, coloca queso mozzarella, albahaca fresca y queso provolone.
6
Por último, espolvoree queso parmesano rallado muy finito y rocía 1 cucharada de aceite de oliva Único para darle un extra de sabor.
7
Mantén la fuente en el horno entre 15 o 20 minutos. Cuando veas que el queso está fundido, retira la fuente del horno y sírvelo inmediatamente para que el queso conserve la temperatura idónea sin perder su cremosidad.
8
Si lo deseas, puedes acompañar el pollo parmesano con espaguetis. En ese caso, únicamente tienes que agregar a tu lista de ingredientes 1 taza y media de espaguetis. Cuécelos en agua hirviendo alrededor de 7 minutos para que queden al dente.

Recetas relacionadas

Tus recetas favoritas

Guarda tus recetas favoritas y tenlas a mano en cualquier momento.